Ni unión civil ni aborto

0
320

Las recientes declaraciones de la candidata Keiko Fujimori, anunciadas en una reunión con iglesias evangélicas, donde fija posición respecto a que su gobierno no permitirá que se realice la unión civil entre personas del mismo sexo, y tampoco que las mujeres aborten al ser que tienen en sus entrañas, ha sido cuestionado por algunos políticos de oposición, sobre todo en el segundo tema.
En dicha reunión, donde también fue convocado el candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski, y que no se hizo presente, la presunción que se hace, es que si no lo hizo, es porque en su organización partidaria participa un homosexual como Carlos Bruce, al que no podría desairar si opinaba en contra, lo que establecería que el político estaría apoyando la relación contra natura.
A la salida de una reunión en el Congreso de la República, la parlamentaria Martha Chávez de «Fuerza Popular» se refirió, respecto al tema del aborto, de lo cual, colegimos, que el aborto no atañe a la mujer que procrea, sino al ser que tiene en sus entrañas, y al ejecutarse el mismo, se configura un acto criminal, por tanto el ser, no tiene culpa alguna de las consecuencias explícitas.
El debate está en el tapete, por ello, habrán siempre posiciones encontradas, en el caso de los homosexuales, que desean unirse a una pareja del mismo sexo, e incluso adoptar hijos, según la doctrina de la iglesia es inaceptable, pensar lo contario es patear el tablero, sin embargo existen otras sociedades, que formalizan el matrimonio gay, cuando esto pasa, se genera una confusión.
Si nos remitimos a los libros canónicos de la iglesia, entenderemos que desde Adán y Eva, Dios estableció la unión del hombre y la mujer, para generar familia, y tener descendencia, y desde ahí, comenzaron las generaciones, ante esto, es repulsivo que personas del mismo sexo, quieran hacer lo contrario, en cuanto a la adopción de niños, por homosexuales, es una aberración intolerable.
En tanto, respecto al aborto, es importante señalar, que este no solo se produce por efectos de una violación, y por lo tanto tiene que ser penalizado en contra del infractor como sostiene Fredy Otárola, no siempre es así, porque el aborto también lo practican quienes no han tomado cuidado en sus relaciones con sus parejas, y también menores, que no prevén las consecuencias familiares.
Empero debemos entender, que en la sociedad donde nos movemos y actuamos, existen muchos perjuicios, y tabúes que debemos enfrentar a diario, entre ellas, el tema generacional, pues para muchas familias tradicionales, las diferencias de edades están cerradas al amor, lo mismo ocurre, en temas como el racismo y las diferencias sociales, que felizmente van cediendo con el tiempo.
En el marco de todo esto, los políticos, asumen con mucho cuidado, sus contenidos, saben que una palabra mal dicha o mal interpretada será funesta para sus aspiraciones partidarias; la iglesia, no cabe duda alguna, tiene mucho poder en el pueblo, porque constituye la palabra de Dios, y su enfrentamiento con la ley es recurrente, sobre todo en temas sociales, como la unión civil y otros.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*