Necesidad de hospital

0
423

Por: Carlos Iván Landa Kerschbaumer.

La necesidad de contar con un hospital, con todas las  condiciones, en Andahuaylas, es tan importante, que cada vez que escuchamos, que la obra inconclusa, esta vez se hará realidad, nos ilusionamos, un amigo médico me trajo la noticia, hace algunos días, y la dejamos en interrogante, porque la última vez, que nos invitaron para anunciar lo mismo, resultó, que no logró concretarse.

Desde ahí, cada vez, que alguien tocaba el tema, los propios servidores públicos, trataban de evadir, es que la obra, la habían tomado como una novela turca, con muchos capítulos, y largas historias, y personajes híbridos, que se atormentan  innecesariamente, y no la pasan nada bien, pero ahora, hemos visto, como si la luz apareciera en el fondo del túnel, con gente vuelta a la vida.

El brillo en los ojos de mi amigo médico, delataba su felicidad, y su alegría, al decirnos, que por fin los trabajos se reanudarán, esta vez, ni se ha hecho el anuncio, porque se notaría repetitivo, y la gente lo tomaría en broma, una vez es suficiente, dirían algunos, porque en verdad, luego del frustrado avance para el mes de setiembre, todo  indicaba, que la cosa estaba  harto complicada.

“Sucedió en noviembre”, le pondríamos de nombre, si se tratará  de darle un rótulo, a esta importante noticia, como para dotar de un poco de seducción  al tema, la verdad es que con tantos vaivenes, muy pocos tienen la seguridad, ni la confianza, como para ser positivos, porque la inseguridad pública se confunde hoy con la seguridad personal, nos envuelve mucha incredulidad.

Vivimos en un país, con un gobierno, muy poco asociado con la colectividad, la gente vive a sobresaltos, con pocos espacios, para generarse felicidad y optimismo, con tantas frustraciones que ocurren en el día-día, queda pues, poco para alentar situaciones, que generen realismo, y nos haga creer, que las autoridades, puedan enmendar errores, y cambiar el chip a tanta negatividad.

Desde que alguien se dirige a su centro laboral, tiene que encomendarse a Dios, rogándole su intervención, para que las horas que vengan sean positivas, que no aparezcan por ahí, acciones volátiles, que no imaginamos, es que los seres humanos, ya no quieren vivir con el martirologio de no tener salud para sobrevivir, ni alcanzarles buenas noticias, a aquellos que esperan por ayuda.

La enfermedad, es una situación, que todos debemos atender, lo hacemos nosotros desde la casa, de manera casera, pero, quien la debe asumir científicamente, son los profesionales de la salud, por esto, todos debemos apoyar, si se concreta la ejecución de un moderno hospital, porque el que tenemos, si bien cumple con las atenciones de los pacientes, no alcanza a cumplir objetivos.

Está claro, que en ningún espacio profesional, se debe ser conformista, tenemos que aspirar a más, e ir cumpliendo etapas, y la verdad, con tanta necesidad que existe, los especialistas con que se cuentan, no cubren las expectativas, hacen falta oftalmólogos, otorrino laringológicos, y hasta médicos pediatras, pues los que se tienen son muy pocos, las madres siguen reclamando cada día.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*