LABERINTO «MORADO»

0
321

El gobierno transitorio y de emergencia, del presidente Francisco Sagasti Hochhäusler, sigue cuestionado por las malas decisiones, que esta vez ocurren de los dos lados, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, en el primer caso se trata del pase al retiro de 17 generales y la elección del que sigue en la lista como Director General de Policía Nacional del Perú (PNP) en forma irregular.
Tras ello, van 03 ministros del Interior asumiendo la cartera de San Isidro; un civil, Rubén Vargas Céspedes, con alguna experiencia (acompañó al caviar Carlos Miguel Ramón Basombrío Iglesias, cuando este era titular de la cartera) otro militar; Cluber Fernando Aliaga Lodtmann (echado por Carlos Bassombrío, junto a otros generales) y otro civil; José Manuel Antonio Elice Navarro; sin ninguna experiencia (sus credenciales lo ubican como Oficial Mayor del Congreso de la República).
Lo lamentable es, que ante las situaciones que se presentan, al gobierno no le quede otra cosa, que echar mano de los «morados» para salvar el tema, con la incorporación de Elice Navarro, son varios los personajes de ese partido que integran el Ejecutivo, algunos visibles, como Francisco Sagasti, que se encuentra a cargo de la presidencia, otros, con pasado «morado» como ministros.
Con José Manuel Antonio Elice Navarro en el poder, el gobierno de Francisco Sagasti Hochhäusler se asegura obediencia y consecuencia; será un gatito, siguiendo las órdenes del amo, y le levantará cariñosamente la manita, como una fiel mascotita; la presidenta del Consejo, Violeta Bermúdez Valdivia, cual una madre superiora, asegura la lealtad del nuevo inquilino de la Casa de Pizarro.
El gobierno del «Quijote», Sagasti, no necesitó mucho tiempo para juramentar a Elice Navarro, que se unió al grupo de «no católicos» con su consabido «prometo» y no «juro» como Ministro del Interior (¿de dónde habrá sacado tantos ateos o de otros credos, el mandatario transitorio y de emergencia?) Le queda un trabajo arduo en la reforma policial que se anuncia; veremos su fuelle.
Más allá de ello, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez se mostró muy activa, aunque con algunas equivocaciones al momento de asumir responsabilidades, respecto a la ONP, aseguró, que respetará la ley en algunas declaraciones que formuló a los medios, pero luego se desdijo, redactando algunos tuits donde aseguró que presentará una demanda anticonstitucional.
La verdad que con sus «metidas de pata», doña Violeta ha generado mucho desconcierto y expectativa a la vez, entre los onepistas que no han cumplido 20 años y por lo tanto están fuera de la ley, que no deben sentirse cómodos, porque el gobierno tendrá que estudiar por quince días hábiles la ley que le envía el congreso, los sufridos aportantes tienen que esperar a marzo 2021.
En tanto, el controvertido tribuno Eloy Espinoza Saldaña, ha empezado a lavarse las manos, indicando que el tema no es de responsabilidad del Tribunal Constitucional, sino de los otros poderes, que deben asumir los hechos, en tanto adelantó, que el TC actuará con prontitud, al tras recibir la demanda; los supuestos beneficiarios, se encuentran como niños a espera de Papa Noel.
Finalmente, un tercer tema, que genera ansiedad, tiene como escenario la dación de una nueva norma agraria, que supla a la anterior ley de promoción agraria, que apresuradamente fue promulgada por Sagasti, según los congresistas que realizan reuniones técnicas, para la elaboración de una nueva ley, en verdad solo se trataba de sancionar a las empresas explotadoras.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*