Invertir en Apurímac en ivermectina es malversación de fondos del Covid-19

0
594
Escribe: Carlos Arévalo
Escribe: Carlos Arévalo

El Ministerio de Salud (Minsa) decidió retirar la azitromicina, ivermectina e hidroxicloroquina de la guía del tratamiento contra el COVID-19. La Resolución Ministerial Nº 839-2020/Minsa, publicada este martes 13 de octubre en El Peruano, dispone el retiro de estos productos en el tratamiento hospitalario para pacientes con coronavirus.
Estos medicamentos eran entregados a través de los kits de medicamentos para pacientes con coronavirus.
«Dejar sin efecto el numeral 7.9 del Documento Técnico: Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú, aprobado por Resolución Ministerial N° 193-2020/MINSA, modificado por las Resoluciones Ministeriales N° 209-2020-MINSA, N° 240-2020-MINSA, N° 270-2020-MINSA y N° 375-2020-MINSA», señala el artículo 2 de la citada resolución.
El numeral 7.9 anulado indicaba que no hay evidencia actual a partir de ensayos clínicos aleatorios para recomendar tratamientos específicos en pacientes con sospecha o confirmación de infección por el virus COVID-19.
Sin embargo, existen estudios internacionales sobre el uso de fármacos en atención con COVID-19 de reciente publicación que utilizan diferentes terapias con medicamentos que ofrecen un limitado nivel de evidencia. Estos incluyen: cloroquina, hidroxicloroquina, azitromizina, lopinavir/ritonavir, entre otros.
Ahora como queda la inversión realizada por el Gobierno Regional de Apurímac que en convenio con la Universidad Nacional Micaela Bastidas de Apurímac, ha producido miles de frascos de Ivermectina y repartidos en la región; y hace unos días la DISA Apurímac II también firmo convenio con la Universidad Nacional José María Arguedas para producir Ivermectina en los laboratorios de Ingeniería Agroindustrial en Santa Rosa; urgente deberá parar su producción porque de por medio existe La Resolución Ministerial Nº 839-2020/Minsa, que retira este producto para su tratamiento de este virus.
Es momento de orientar los presupuestos asignados por el MEF para Apurímac y sus unidades ejecutoras con un plan de contingencia que debe ser flexible para corregir errores que se están cometiendo en la región; una vez más la sociedad civil ha sido demostrado que con solo 96 mil soles la comisión Andahuaylas resiste ha equipado al hospital sub regional Hugo Peceto con equipos de TERAPIA DE OXIGENO DE ALTO FLUJO y sobro 60 mil soles que adquirirá implementos de protección para los más necesitados, estos ejemplos deben ser imitados; mientras más de 36 millones para Apurímac no se ve sostenible en su inversión para combatir el covid-19.
Finalmente, de continuar con la inversión de fabricar en laboratorios ivermectica o adquirir los medicamentos ya retirados por norma por el MINSA, se convierte en malversación de fondos del covid-19 y es momento de hacer vigilancia de parte de la fiscalía de prevención del delito sobre el particular; es momento señor director de la DISA Apurímac II, si es que existe director, cancele la producción de ivermectina en Andahuaylas y estos presupuestos sean destinados a mejores rumbos técnicos para combatir el covid-19 en nuestra provincia.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*