INSÓLITA DISCRIMINACIÓN

0
84

El martes 06 de noviembre de 2018, el diario “Expresión”, publicó una información, que muestra un caso de evidente discriminación contra una maestra; que viajaba junto a sus “compañeras” a una pasantía a Tacna, y llevaba un bebé entre sus brazos, el hecho ha causado el rechazo de toda la comunidad educativa; maestros, padres de familia, administrativos, incluso estudiantes: todos, la víctima de esta historia, es la profesora Tania Oscco Velasque, quien fue ninguneada entre el grupo de docentes que viajaban en un bus con destino a la referida ciudad, acompañada de su menor hijo, situación que es normal, porque son las madres, las que asumen la responsabilidad de asistir a sus hijos, la docente cuenta que el niño, empezó a llorar y fue entonces que la humillaron.

La profesora, jamás pensó que un viaje a realizar una pasantía, organizada, por la coordinadora del Colegio Juan Espinoza Medrano, le iba a dar tantos problemas; el “glorioso”; “el emblemático”, por cierto, no tiene la culpa de tener en su interior, a este tipo de personajes, que trataron a una docente, como ellos, con el peor trato que se merece una maestra, apartándola y discriminándola.

Cuenta Tania Oscco, que al retorno del viaje, la coordinadora lamentó haber considerado a la referida maestra, sea parte de la delegación de “educadores” que asistieron a la pasantía –esto demuestra, que no solo ocurren estos hechos en las grandes ciudades, sino también en pueblos con poca explosión poblacional; pareciera, que algunas maestras, han olvidado, que son madres.

Lo lamentable de este caso, que causa el repudio de mucha gente, es que los maestros, que participaban del viaje a Tacna, no fueron solidarios con ella, pues la rechazaron, apenas escucharon el llanto del niño, lo peor vino después, cuando la educadora fue relegada a un asiento distante –lejos del grupo- “fui trasladada al segundo piso; asiento número 16, vejatoriamente”.

Aunque le fue reintegrado su dinero, y fue informada que fue cambiada de lugar por orden de la responsable del área, y algunos maestros se arrepintieron y le manifestaron su solidaridad, nada reemplaza el mal rato y discriminación que recibió de sus colegas; se indicó que en el trayecto una pareja de ciudadanos ingresó al bus con un niño sollozando, pero a nadie le molesto tal situación.

No conocemos, cuál es la relación de la profesora Tania Oscco Velasque, con sus compañeros, tampoco cuáles han sido los motivos para tamaña desconsideración con ella, por causa de un niño que rompió en llanto, tema que es casi cotidiano, porque los pequeños se asustan, si no están acostumbrados a viajar, porque esa es su naturaleza, de ahí que se debe hacer una investigación.

Hasta hoy los temas de discriminación en la educación, han estado relacionado por situaciones de género, raza, religión, clase social, enfermedad, pero nunca habíamos asistido a hechos como el ocurrido con la maestra Tania Oscco; los sollozos de un niño de diez meses de edad, no pueden ser motivo para actuar contra una madre, de manera tan vejatoria, como la referida educadora.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*