GUZMÁN REABRE HERIDAS

0
50

La muerte del tristemente célebre terrorista Abimael Guzmán, en la base naval del Callao, donde se encontraba recluido en prisión desde 1992, reabre las viejas heridas de los deudos de Sendero Luminoso, muchos perdieron a sus familiares y amigos, ultimados de la manera más cruel por las hordas del satánico Guzmán, quien fue vencido por la inteligencia- GENIN de la Policía Nacional.

Guzmán Reynoso, era un docente de la Universidad San Cristóbal de Huamanga de Ayacucho, que generó el más terrible genocidio que se recuerde en un país de Sudamérica, para esto, se alió con algunos personajes con capacidad intelectual, diseñando un proyecto criminal que tenía como objetivo destruir el Estado y alcanzar el poder con violencia, aplicando la tesis de MAO-TSE-TUNG.

Está claro que la reparación civil a los deudos de los muertos por la insania terrorista, nunca pudieron calmar el dolor de padres, madres, hijos y parientes, algunos de ellos, sobrevivientes de las atroces circunstancias en que se dieron los hechos, mujeres mutiladas, hombres con el cerebro explotado y ajusticiados por las balas asesinas, era escenario acostumbrado tras la criminalidad.

En tanto, un hecho extraño viene generando situaciones de protestas de exmilitares y civiles, se trata del izamiento a media asta de la bandera nacional, una situación deplorable, otro tema que ha generado rechazo es la difusión de un comunicado de Movadef exigiendo respeto y presencia en la vida institucional sin ser rechazado, un tema que generará discusiones y ciertos entredichos

Donde queda entonces la reacción del gobierno de Pedro Castillo y sus voceros que señalan que no le darán ventaja a Sendero Luminoso y lo combatirán, esto es no permitirles sus acciones criminales, un despropósito es el supuesto “caldo de cultivo” que genera violencia como asegura Vladimir Cerrón, secretario general de “Perú Libre”, muchos no están de acuerdo con dicha tesis.

Como ocurre con los poderes del Estado, siempre actúan con suma negligencia, su falta de velocidad en los hechos le generan muchas veces situaciones adversas, cuando Sendero Luminoso decidió pasar del campo a la ciudad habían pasado muchas situaciones, la capital se encontraba convulsionada por la ola de asaltos a bancos y secuestros, un real hecho fue el motín de El Sexto”

El gobierno de Fernando Belaunde, estando en sus funciones, supuso que se trataban de abigeos, cuando se enteró que muchos animales les eran arrebatados a los campesinos que solo criaban para comer, si se oponían eran muertos, en tanto se iba incubando el terror en el interior del país, principalmente en los lugares donde realizaban sus acciones criminales la organización senderista

Los genocidas acostumbraban a dejar huellas cada vez que ellos perpetraban los viles hechos criminales, para amedrentar a sus víctimas colgaban perros muertos y dejaban inscripciones que llamaban al terror, ocultos para no ser encontrados, y aprovechando la oscuridad de la noche perpetraban atentados a las torres de alta tensión, asesinando a los custodios de manera traidora.

El cabecilla de Sendero Luminoso, ordenó asesinar a todo aquel que impedía el avance terrorista, siendo los humildes campesinos las primeras víctimas de sus crímenes, las hordas de Abimael Guzmán tenían órdenes precisas para matar a los inocentes delante de sus familiares sin ninguna consideración, el proyecto criminal no contemplaba sentimiento alguno para perpetrar muertes.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*