Mientras Pedro Castillo, sigue con su discurso de apostar por la democracia; esto no ocurre entre integrantes de “Perú Libre”, quienes como su jefe Vladimir Cerrón, no tienen ningún empacho de autodenominarse marxistas-leninistas. La historia demuestra que la revolución rusa fue un fracaso ¿“Perú Libre” desea copiar el modelo ruso que terminó en economía liberal por la hiperinflación?

En el año 1921, Rusia aún se lamía las heridas después de una prolongada guerra civil. Los indicadores económicos demostraban una realidad aguda y desoladora para el país. Las estadísticas de la Producción nacional eran terriblemente desalentadoras. Algunos ejemplos: En Producción agrícola: un tercio respecto a 1913. Producción industrial: un 13% con respecto a 1913.

Para poder dar solución a este duro panorama económico, se apostó por la NEP o Nueva Política Económica. Se buscaba así combinar las medidas socialistas con algunas características propias del libre mercado. Por ello, fue legalizada la propiedad privada para los campesinos al tiempo que se restableció la circulación de la moneda para luego afrontar la hiperinflación que asolaba al país.

La política económica se asentaba sobre la necesidad de conseguir los excedentes de la producción agrícola que permitiera aprovisionar las ciudades En cuanto a industria, las pequeñas empresas pasaron a ser desnacionalizadas, mientras que las grandes empresas permanecían en manos del Estado. Para 1926 Rusia se había rehecho, recuperando niveles de producción. En el sector agrícola se produjo descontento, los kulaks que eran los agricultores se habían enriquecido.

En 1917, Lenin había ido planeando la revolución, el asalto al poder. Finalmente, el Comité Central bolchevique dio el visto bueno a las acciones armadas. Fue hasta el 26 de octubre de ese año que los bolcheviques formaron gobierno, con Lenin al frente y personalidades como Trotski y Stalin de ministros. Agenda: La salida de la guerra, reparto de las tierras y concentración del poder político.

En sintonía con la propiedad socialista de las tierras, se llevó a cabo un reparto del campo tratando de poner fin al desabastecimiento que padecía Rusia. No hubo compensación económica de ningún tipo a terratenientes. Tras la Primera Guerra Mundial, Rusia abandonó el conflicto. A pesar de la pérdida de extensiones de terreno, el gobierno bolchevique creía que valía la pena poner fin.

Copando todo el poder político, los bolcheviques se encargaron de eliminar a los partidos de corte burgués. Por otra parte, las elecciones a la Asamblea Constituyente otorgaron la mayoría a los mencheviques, quedando por tanto los bolcheviques en minoría. Pero el gobierno disolvió la Asamblea en enero de 1918 y los bolcheviques terminaron asentando su hegemonía en el poder.

Quedaron fuera otros actores de la revolución como los socialistas revolucionarios, anarquistas y mencheviques. El poder político quedaba copado por los bolcheviques. Meses después, en julio de 1918, Rusia quedaba constituida bajo la denominación de República Federal Socialista y Soviética Rusa. ¿Botarán a los caviares de Perú Libre y desactivarán la Asamblea Constituyente como aquí?

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*