DIA DE LOS MUERTOS

0
73

El uno de noviembre es el «Día de Todos los Santos», y el dos del mismo mes, es el «Día de los Difuntos», el primero, es feriado nacional, y por consiguiente no laborable, sin embargo, al día siguiente, dos de noviembre, para el país no es feriado, y por tanto, laborable, empero, en algunas provincias, de la sierra peruana el también «Día de las almas» es un feriado tradicional andino.
¡Quién descifra todo este enredo!, esto demuestra, que existen dos Perú; el convencional, y el andino, el primero desconoce el día de las almas, como un día importante de guardar; el segundo podría desarrollar sus labores en el feriado nacional, pero como está calendarizado como feriado, dice bienvenido sea, esta controversial situación, hace que en el país, existan dos lecturas de Perú.
En ese contexto, días previos, incluso durante estas fechas, y después, se realizan sendos festivales alusivos a los Santos, los panaderos elaboran panes dulces, a los que denominan «wawas» y «caballos», que son parte de la tradición del Perú profundo; hace algunos días, durante el «día de la alimentación», las instituciones aprovechan la fecha para realizar concursos de wawas gigantes.
Empero, existe siempre el deseo en la gente, de consumir «wawas» o «caballos», elaborados como para consumir en casa, que utilizan ingredientes distintos; estos panes dulces especiales, si así pueden llamarse, a las «wawas» y «caballos», el pueblo los disfruta y acompaña con un chocolate caliente; si es bien preparado mejor; vender barato, no es un sinónimo de calidad en las «wawas».
Las típicas tantawawas, son elaboradas con masa de pan, y son infaltables para honrar a los difuntos, representan a las almas que ya partieron. Pero otra tradición en la sierra peruana es la colocación de coronas en las tumbas, en lugar de flores frescas. Se tiene la costumbre ancestral de hacer altares con las comidas y potajes que más le gustaba comer al ser querido ya fallecido.
También se colocan velas para motivar el rezo. Según la tradición se cree que las almas llegan a la tierra el 1 de noviembre en el Día de Todos los Santos, y luego, al día siguiente, retornan a su morada. Las costumbres para celebrar el día de muertos en la zona rural y la zona urbana, son muy distintas. En la zona rural, conservan el modo de festejar que tenían las antiguas tradiciones.
En cambio, en la zona urbana es muy diferente. Algunas de las tradiciones antiguas, han desaparecido ya, y algunas personas cada vez le dan menos importancia a ese día. En vez de dejar toda la noche las ofrendas en la casa de la familia, solo las ponen el día 2 de noviembre.
Mientras que muchos optan por las plegarias y ceremonias religiosas, también hay otros que recuerdan a sus difuntos con cánticos, música y danzas de sus pueblos, en un gigantesco mosaico de costumbres que cumple, finalmente, con el objetivo de rendir homenaje a sus seres queridos. Antes de que los españoles trajeran la religión al Perú, los peruanos celebraban a sus antepasados.
Con la herencia de la cultura indígena, los latinoamericanos que celebran este día aprovechan la oportunidad para reunirse de forma espiritual con sus ancestros queridos y festejar así la vida.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*