Desorden en desfile

0
357
Carlos Iván Landa Kerschbaumer
Carlos Iván Landa Kerschbaumer

Luego de asistir a un desfile institucional, donde se celebraba el 191 aniversario de Andahuaylas, donde se observó, como ha ocurrido siempre, un desorden total, donde representantes de la misma institución, se agrupan en diferentes momentos, para participar en la actividad, pese a que perdieron su turno, nos permite discrepar, respecto a la falta de orden en que se hacen las cosas.

¿Es tan difícil ordenar a las instituciones que participan en el desfile, de manera que cada uno realice su participación, según el rubro de cada especialidad?, parece que sí lo es, de lo contrario, no estarían partidos los sectores del sector salud, donde primero pasó la Dirección de Salud Apurímac II, y tras que otras instituciones marcaran el paso, recién les tocó al centro y al hospital.

Como muestra del zafarrancho ocurrido, no por culpa de los organizadores, sino más bien por la impericia de otros participantes, a quienes, «se les paseaba el alma», pensando cuándo les tocaría turno, en vez de tomar iniciativas, pasaron indistintamente, trabajadores, de instituciones que no les correspondía, e incluso estudiantes de instituciones educativas, que ergo, rompieron el orden.

De esta manera el desfile estuvo desordenado, y dejaba mucho que desear, porque en su desarrollo, algunas instituciones públicas o privadas, llegaron tarde, y tuvieron que meterse al «caballazo», y que como consecuencia, perturbaban la majestuosidad del evento, que se inició con el discurso del alcalde y que se deslució por las situaciones citadas en el transcurso del mismo.

Es molesto, que un maestro de ceremonias, inicie su alocución, siguiendo un trámite protocolar anunciando en primer término, el paso de las instituciones programadas a participar en el desfile, comenzando con los centros educativos de Andahuaylas y Chincheros, como el colegio San Pedro de Uripa- que no lo teníamos- para luego, de terminar su presentación, aparecieran las sorpresas.

¿Y a qué consideramos, las sorpresas?, al hecho de que los protagonistas de algunas instituciones públicas o privadas, desfilaran de manera incompleta, que lo hicieran las autoridades y el personal, y después de un tiempo, cuando otras organizaciones, habían participado en el desfile, otro grupo apareciera insólitamente, esto se repitió permanentemente, y por esto se produjo incomodidad.

Lo cierto es que, aunque está claro, que los organizadores, hacen los modos posibles, para que el desfile por el aniversario de la provincia cumpla con creces su cometido, lo cierto es, que mucha gente sigue actuando con informalidad, y esto nos demuestra, que pocos somos adeptos a la disciplina, de ahí, que los responsables tendrán que realizar estrategias para ordenar la efeméride. Al final solo rescatar la presencia de destacadas instituciones públicas y privadas que se hicieron presentes en esta importante actividad y esperar en el futuro que los actores entiendan, que más allá de una convocatoria por el aniversario de la provincia, está de por medio la identidad de los pobladores de esta provincia, sus sentimientos, su querencia y su identificación, que sigue activa.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*