Decisión sin firmeza

0
366
Por: Carlos Iván Landa Kerschbaumer
Por: Carlos Iván Landa Kerschbaumer
Por: Carlos Iván Landa Kerschbaumer

El Gobernador Regional de Apurímac, Wilber Venegas Torres, ante presión mediática y de algunas organizaciones de Centros Poblados de la provincia, que amenazan con la revocatoria de las autoridades, por su deficiente labor en sus gestiones, pareciera que les ha tomado la palabra, al anunciar cambios en su gestión, sin embargo, a pesar de esto, no se le nota fuerte en su decisión.
Ante ello, no puede dejar de reeditarse el conocido dicho, «la soga se parte de la parte más débil», habida cuenta, que más allá de los errores cometidos, de quienes asumen cargos de confianza, no escapa de su responsabilidad el titular del pliego, quien designa a los funcionarios, conociendo sus fortalezas y debilidades de cada uno, por eso, el amiguismo, y el compadrazgo, no debe continuar.
Si ustedes se habrán dado cuenta, en la gestión de Venegas Torres, han abundado algunos personajes extraños como «asesores», a quienes no se les conoce antecedentes en la administración pública, y a pesar de esto, participan de la gestión regional, autorizando con sus decisiones, incluso los temas subregionales, pese a que no tienen ningún pergamino que los avale.
En ese contexto, para nadie es un secreto, que el pago de la campaña, le ha salido caro al Gobernador Regional, porque, cuando ha tenido que seleccionar al personal que tiene que realizar su labor en las instancias públicas, se ha equivocado de cabo a rabo, por esto existen tantas deficiencias cuando asumen sus responsabilidades, pues sabemos que no ven más de sus narices.
Lo curioso es, que, cuando alguien falla, y tienen que corregir, quien ocupa el puesto, es más de lo mismo, es decir no marcan la diferencia, en ese aspecto, son escasos los profesionales de carrera que asumen función pública, que conocen su trabajo, lo que les interesa es que tengan lista la franela, y estén dispuestos a defender al jefe, lo grave es, cuando se protege casos de corrupción.
La integridad y honestidad, son pilares fundamentales en el servidor público, por esto, hoy que se habla de cambios, los nuevos funcionarios tienen que pasar por un filtro, que no pase, lo que ocurre en la política, cuando se descubre que algunos padres de la patria, tienen juicios abiertos, y que solo se espera que las sentencias queden firmes para desaforarlos, de esto, nadie está libre.
Lo lamentable es, que en nuestro país, los casos de corrupción, son pan de cada día, por esto, cada vez menos, son los funcionarios que no están involucrados en situaciones de este tipo, los juicios, post gestión, son permanentes, y los que salvan el cuello, es porque han evitado ser tentados por dinero y no han intervenido en el popular diezmo, que consiste en aprovecharse de los cándidos.
Si el Gobernador Regional Wilber Venegas Torres quiere terminar óptimamente su gestión, tiene que despercudirse de este tipo de personajes, que le hacen tremendo daño a nuestra región, si lo hace, y además imprime un sello sobriedad, responsabilidad y eficiencia, a su gestión, contando con profesionales idóneos, involucrados en necesidades del pueblo, podría resarcir sus errores.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*