Por una gestión inclusiva. El 28 de julio pasado, durante su mensaje presidencial, el presidente Pedro Castillo Terrones, anunció una catarata de proyectos y medidas, siendo algunos de ellos, generadores de expectativas, y también de polémicos discursos, en tanto como ha ocurrido con sus antecesores, el mandatario tampoco reveló la manera que ejecutará sus anuncios al pueblo.

Para un sector de analistas económicos, lo dicho por el presidente de la república, no tendría base técnica ni económica y por consiguiente, algunas de las iniciativas son irrealizables El populismo es el sello de las izquierdas que no es bienvenido, dicen los especialistas, porque genera inflación. Los antecedentes indican, que los gobiernos populares fracasaron y generaron crisis económicas.

A decir de los expertos en ciencia económica, nuestro país está muy endeudado, por las malas decisiones asumidas durante la pandemia, como sabemos la paralización de la clase laboral y el comercio cercenó gran parte de los recursos de contingencia, teniendo que emitirse bonos para el sostenimiento de la economía, empero su recuperación dependerá del buen juicio de autoridades.

La característica de los gobiernos populares ha sido siempre tener la billetera repleta y a disposición de las mayorías, sin tomar medidas de protección, sino vean los casos de Venezuela, Brasil, Argentina y otros, cuyos gobernantes cayeron en actos de corrupción, solo los poderes de fiscalización lograron darles escarmiento, empero las dictaduras escaparon del alcance de la ley.

La emisión de dinero inorgánico (maquinita) ha generado la destrucción de la economía en los países de abierto aprovechamiento político y económico, para lograr mantenerse en el poder gobiernos totalitarios como Venezuela, Cuba, Nicaragua y otros, se reeligen, mediante una farsa electoral, donde las instituciones de justicia y otros, se convierten en los vasallos de los dictadores.

Para vulnerar la ley, los gobiernos usurpadores se asocian con las instituciones de poder quienes participan de la estafa pública, amañando las elecciones y alejando a los opositores, muchos de ellos son encerrados y detenidos para ponerlos fuera del alcance del poder, de esta manera en cada convocatoria electoral siempre se elige al mismo personaje, protegido por esbirros militares.

En ese contexto, decir que en Cuba, Venezuela o Nicaragua, existe democracia, es escupirle a la cara a los analistas políticos y detractores, por estos precedentes, cada vez que se instala un régimen totalitario es un motivo de preocupación, la estrategia es engatusar al pueblo con indicios de un gobierno democrático, lo otro es el sostenimiento del poder mediante la sucesión política.

Así las cosas los electores de nuestro país, ruegan a todos los santos para que el gobierno de “Perú Libre” no sea más de lo mismo, que el presidente Pedro Castillo se distancie de Vladimir Cerrón, y evite la instalación del socialismo en nuestra patria, y que el plan bicentenario prevalezca sobre el ideario marxista, que induce al gobierno totalitario, lo cual sería una desgracia para nuestro país.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*