El pago de las cuotas de poder y el amiguismo, empiezan a costarle caro al presidente Pedro Castillo; no es extraño, que las urgentes decisiones de alejar de sus carteras a los exministros Carlos Gallardo (Educación) Juan Silva Villegas (Transportes) y Ángel Ildefonso Narro (Justicia y Derechos Humanos) fueron realizadas por presión política y pésima gestión de los impresentables.

El presidente se ha visto acorralado en más de una oportunidad por el congreso de la república, en los casos de los ministros desaforados, que mencionamos, pareciera que los legisladores le hubieran hecho la pregunta: ¿o los sacas tú o los sacamos nosotros? En ese supuesto, algunas veces han coincidido y en otras el presidente ha leído con velocidad lo que la situación le exigía.

El congreso, que no siempre ha estado de acuerdo con aprobar las cuestiones de confianza de los tres gabinetes, cada uno con 18 ministros integrantes en los Consejos de Ministros, en las crisis políticas, se vio obligado a un asentimiento singular, tras las propuestas presentadas por la PCM, en respuesta a una supuesta disolución; la estrategia ha sido aplicar la censura en cada situación.

Lo cierto es que el presidente ha demostrado poco tino en la elección de sus ministros, aunque cada vez que asume sus decisiones es apoyado por la PCM, que es la llamada a darle oficialidad y garantía a las resoluciones para que tengan validez, porque el presidente es irresponsable de los actos públicos, según la ley; Castillo sigue creyendo en sus paisanos y los reemplaza por similares.

La próxima semana (lunes) el mandatario tendrá que asumir una nueva prueba de fuego, esta vez el nuevo “sacrificado” será el ministro de Salud, Hernán Condori Machado, cercano al líder de la organización “Perú Libre” Vladimir Cerrón, el cual es muy cuestionado por sus antecedentes, al ministro, el cargo le ha quedado grande, ha tenido una actitud negligente durante la vacunación.

La censura del médico, natural de Chanchamayo (Junín) donde realizaba el ejercicio de la medicina, con cierto arraigo popular, está cantada, la moción de su censura ya se acerca a las 58 adhesiones, quedando pocos votos para alcanzar la mayoría en el pleno; bancadas muy diversas incluidas “Juntos por el Perú y “Fuerza Popular” se sumaron a la moción de reprobar a Condori.

Pregunta: Castillo, adelantará la decisión de retirar al médico, sin que se enoje Vladimir Cerrón? Es la interrogante que se hacen los que defienden la cuota de poder de “Perú Libre”, que tiene varios ministros en el gabinete, siendo uno de los impresentables el ministro de Energía y Minas que defiende la corrupción de Petroperú, enfrentándose al ministro de economía, don Oscar Graham.

En tanto, las rabietas de la bancada oficialista y sus socios, continúa con su gastado argumento de llamar obstruccionista a la oposición, lo cual no tiene asidero, el comentario de “Perú Libre” es que sus contrarios políticos se dedican solo a cortarles la cabeza a los ministros, que a trabajar, como si los ministros rechazados fueran personas idóneas; están totalmente alejados a la realidad.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*