Tragedia fue minutos antes de su relevo en el puesto de apoyo rápido en Cunyac

Un efectivo de la Policía Nacional del Perú,  se suicidó con un disparo en la cabeza, la madrugada del 15 de marzo, utilizando el arma de reglamento de su institución minutos antes de su relevo en el puesto de apoyo rápido de Cunyac.

Fuentes extraoficiales indicaron que el Agente habría sido citado por la Depincri Andahuaylas para que esclarezca su participación en el homicidio de Isidro Pumallanqui, presumiéndose que decidió quitarse la vida agobiado por lo sucedido y las pruebas reunidas por los agentes de la criminalística.

El desaparecido suboficial habría dejado dos cartas donde explicaba las razones de su fatal decisión y pidiendo perdón a sus familiares.

De acuerdo a la información preliminar, tanto Antony H.L., y el ex policía (dado de baja por tráfico ilícito de drogas) y otras personas más estuvieron bebiendo licor con Isidro Pumallanqui el último día que fue visto con vida.

A la fecha dos personas se encuentran con detención preventiva de siete días, cuyos testimonios serán determinantes para el esclarecimiento del hecho de sangre. No se descarta que otros más sean detenidos en las próximas horas.

La Fiscalía a cargo tiene esta semana para determinar el móvil e identificar a los presuntos autores de la muerte de Pumallanqui, toda vez que las pistas reunidas hasta el momento muestran varios cabos sueltos.

Debido a la ferocidad del crimen, los presuntos autores serían acusados por los delitos de homicidio calificado con grave crueldad. (D.P)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*