Habrían sido enviados por disputa del manante de agua

Fruto de las rencillas por un manante de agua, un grupo de delincuentes atacó y destruyó la propiedad de una humilde familia del barrio Curibamba, ubicado en el centro poblado del Chumbao (Andahuaylas).

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, a las 6 de la tarde, según narraron las personas perjudicadas perteneciente a una conocida familia de apellido Gutiérrez a los policías.

Mencionaron que un puñado de desconocidos rompieron la tranquilidad de su domicilio e ingresaron violentamente a la parte trasera de la vivienda, provistos con palos, piedras y objetos contundentes.

Los sujetos cometieron destrozos en su propiedad con el fin de sembrar miedo y que los propietarios desocupen dichos terrenos, el cual posee una reserva de agua subterránea.

TESTIMONIOS

“Estos vándalos rompieron los cercos, cortaron los alambras y sacaron las calaminas a la calle, a pesar que nosotros le exigimos las razones de su actuar negativo, ya que se encontraban en propiedad privada, pero no nos hicieron caso y actuaron prepotente”, indicaron.

Los damnificados sostuvieron que dicho manante de agua viene generando riñas con sus vecinos, quienes, molestos por no solucionar este problema por las buenas, habrían contratado a personas de mal vivir para generar zozobra.

En su derecho, la familia afectada interpuso una denuncia por daños a la propiedad privada en la PNP de Andahuaylas y exigieron castiguen a los malos vecinos que vienen fomentando la violencia. (Oswaldo T. Paredes Mendoza)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*