Hecho ocurrió en Tapaya Baja Andahuaylas

Miserable. Un campesino andahuaylino, enloquecido por el licor y el machismo, golpeó y casi amputó el dedo con una arma punzocortante a su hija de 14 años.

El hecho ocurrido ayer, cerca de las 3 y 30 pm, en circunstancias que Pablo Ortiz Molina (45) llegó borracho a su domicilio citada en el centro poblado Tapaya Baja de Andahuaylas.

Según la denuncia policial, Ortiz interceptó violetamente a su hija Y.O.P. (14) cuando estaba cocinando.

Al parecer el violento golpeó cruelmente a la menor y sacó una segadora (hoz) para cortar hierva de su alforja.

Con ese objeto filoso intentó amputarle el dedo meñique de su mano derecha, asimismo la menor no pudo defenderse ya que su padre le tenía agarrada de su cabello y del cuello.

Sin embargo, de pronto ingresó el sobrino del agresor, que, tras ver el atroz abuso que estaba sufriendo su prima hermana, golpeó a su tío con una madera en su cabeza.

El golpe hirió fuertemente a Pablo Ortiz y felizmente impidió que la menor perdiera el dedo de esa forma horrible y abusiva.

Minutos después, llegó personal de SERENAZGO Andahuaylas detuvo al agresor quien amenazó de vengarse de sus familiares.

Asimismo fue conducido a la delegación policial y denunciado por el presunto delito de lesiones graves y violencia contra la mujer.

Mientras que la menor y su apoderada madre fueron llevadas al centro de salud de Andahuaylas, donde fueron atendidas oportunamente.

LE ESPERARÍA LA CÁRCEL

Trascendió que el mal padre quiso con esto castigar a su hija que lo desobedeció, sin embargo, debido a que esta borracho no midió la magnitud del castigo, contó un familiar al fiscal que investiga el caso.

Asimismo Pablo Ortiz continúa detenido en la comisaría de Andahuaylas, esperando el dictamen del Ministerio Público, pues evalúa solicitar prisión preventiva para el agresor, mientras duren las investigaciones.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*