35 personas fueron llevadas a la Comisaría de Uripa (Chincheros) luego de haber sido intervenidas cuando participaban de tres fiestas realizadas ilegalmente en dicho distrito, cuyas actividades sociales son una de las principales razones por lo que la ola de contagio del Covid-19 no cesa en Chincheros y Andahuaylas.

Los «covidiotas» siguen sin entender

El pasado sábado, cerca de la medianoche, se realizó un megaoperativo en las principales calles de Uripa, capital de Anco – Huallo, donde descubrieron que diversos bares brindaban atención al público a puertas cerradas y clandestinamente. Infringiendo el estado de emergencia y atentando contra la salud pública.
Los uniformados intervinieron los lugares y verificaron que decenas de ciudadanos se encontraban libando licor y bailando, como si la pandemia, que genera diariamente centenares de muertos a nivel nacional, no existiera.
Esta problemática continúa a pesar de los esfuerzos de la PNP en concientizar a la población, sin embargo, la gente no entiende y sigue poniendo en peligro su vida y la de sus seres queridos, al asistir a estas fiestas Covid, mencionó un policía indignado a este diario.
COVIDIOTAS
Tanto el público asistente y los trabajadores de los bares fueron conducidos a la delegación, lugar donde se les impuso la multa tras el incumplimiento de las normas sanitarias. Horas después, los llamados «Covidiotas» en las redes sociales, fueron dejados en libertad.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*