Seria denuncia dio a conocer la Contraloría de la República

Se sospecha que hay gato encerrado en víveres, valorizados en más de S/ 20 mil, entregados a andahuaylinos de bajos recursos
Una larga de lista de personas difuntas fueron beneficiadas con canastas de alimentos de la Municipalidad Provincial de Andahuaylas, el año pasado, cuando los diferentes distritos del Valle de Chumbao atravesaban la dura cuarentena obligatoria decretada por el exmandatario Martín Vizcarra, esto fue destapado ayer por la Contraloría de la República (CGR) de Andahuaylas.
Según las averiguaciones de vigilancia y control que realizaron los funcionarios de la contraloría, se detectaron irregularidades en la entrega de las canastas, valorizada en más 200 mil soles, que fueron supuestamente entregadas a las personas de bajos recursos de Andahuaylas, a través de sus respectivos municipios distritales.
Irregularidades que han quitado literalmente el alimento de las bocas de decenas de andahuaylinos que de verdad lo necesitaban, pues, por supuestos errores en la focalización de los hogares auxiliados, los municipios entregaron la ayuda económica a personas que figuran como fallecidas en la Reniec.
El documento de control concurrente N° 3585 – CGR, indica que los favorecidos fueron Robinson Aguilar Saico, que falleció el 18 de octubre del 2013 y recibió la canasta el 18 de abril del 2020, Teófila Barboza Alfaro, que falleció el 27 de junio del 2018 y recibió canasta el 18 de abril del 2020, y Apolinario Guisado Molina, que murió el 21 de julio del 2016 y recibió canasta el 16 de abril del 2020.
Asimismo, hay otras personas, que al igual que los anteriores, se encuentran descansando en paz, sin embargo, los ayuntamientos lo consignaron como parte de la población vulnerable y fueron beneficiados con víveres.
La CGR sindica que esto fue negligencia de los funcionarios encargados de las diversas entidades locales de Andahuaylas, quienes debieron realizar un mejor estudio de sus jurisdicciones, a fin de llevar el auxilio a las personas pobres, sin embargo, desaprovecharon la oportunidad de trabajar por el bien social.
¿CORTINA DE HUMO?
Aunque se desconoce a los ciudadanos, que en reemplazo de los fallecidos, recibieron los víveres, diversos expertos del tema no descartan que haya sido una cortina de humo para que malos funcionarios, coludidos con autoridades ediles, se apropien de los alimentos destinados a la población.
Finalmente, la contraloría recomienda al alcalde provincial de Andahuaylas, Adler Malpartida Tello, denuncie el caso en el Ministerio Público, con el objetivo que inicie una investigación en la vía penal, y efectúe acciones administrativas para sancionar a los responsables.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*