En artefactos de antena de claro

Robaron 08 baterías y dejaron sin cobertura a Kishuara y comunidades vecinas

Una banda de avezados delincuentes robó 08 baterías, valorizadas en más de 1 mil 700 dólares, de una estación de antena receptora y de emisión de la telefonía Claro, ubicada en la comunidad Vischingay, distrito de Kishuara (Andahuaylas).

Según fuentes policiales, el hecho ocurrió el viernes de la semana pasada, donde un grupo de personas del mal vivir ingresaron a dicha estación, situada en el sector Ccanccayllo de la mencionada comunidad andahuaylina, cerca de las 11 de la noche.

Se conoció que los bandidos rompieron con unas cizayas el cerco perimétrico y rompieron la puerta metálica con una comba.

En el interior, con ayuda de otras herramientas, los delincuentes quitaron las baterías que alimentaban de energía eléctrica a la planta de telefonía que brinda cobertura a las localidades vecinas y alejadas de Andahuaylas.

Esto fue informado por un funcionario de la empresa ROGESA S.A.C., contratista de dicha empresa telefónica, quien colocó la denuncia por el presunto delito contra el patrimonio, en la modalidad de hurto, en la comisaría de Kishuara.

A pesar de los esfuerzos del personal policial, el cual desplegó varios operativos en las carreteras más transitadas del sector, sin embargo, no lograron atrapar a los bandidos que desaparecieron con los objetos robados en la oscuridad de la noche.

Asimismo, los policías procedieron a realizar pericias en el lugar de los hechos y constataron que el cerco perimétrico se encontraba cortado y la puerta con enmallado eléctrico destruida.

Del mismo modo, verificaron que las tapas y los candados de las baterías se encontraban violentadas.

COMPLEJA INVESTIGACIÓN

“De forma inmediato al encontrarnos dentro de la flagrancia delictiva nos constituimos al lugar de los hechos al sector Ccanccayllo en el trayecto se intervino a vehículos usuarios de la vía Kishuara – Vischingay registrando a personas, vehículos y equipajes con resultado negativo”, indicó el atestado policial que Expresión tuvo acceso.

El atestado asimismo señaló que la planta se encuentra en un lugar desolado y no existen casas vecinas a doscientos metros a la redonda que proporcionen información sobre lo ocurrido.

Tampoco existen cámaras de seguridad que brinde un registro más detallado del robo para que los detectives continúen con las investigaciones.

Del mismo modo, el atestado mencionó que el lugar desafortunadamente ha sido manipulado por los trabajadores de la empresa y por lo tanto no se puede utilizar para sacar huellas dactilares y otras pistas que ayuden en la captura de los delincuentes.

No obstante, los miembros de la División de Criminalística de la PNP de Andahuaylas continúan investigando el caso a fin de identificar a los facinerosos que han dejado sin telefonía a los lugareños del sector.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*