Pacientes infectados esperan una cama disponible para ser atendidos

Tras el incremento significativo de los casos positivos para el nuevo coronavirus, el hospital estatal de la provincia de Andahuaylas, Hugo Pesce Pesceto, superó su capacidad de respuesta para atender a pacientes covid-19; a la fecha decenas de ciudadanos que requieren una cama de hospitalización esperan que alguna de estas se desocupe para recibir atención digna; mientras tanto aguardan cansados, pero con fe en una banca de la sala de espera del congestionado y colapsado hospital andahuaylino.

Al respecto, el director de esta institución, Anthony Torres Gutiérrez, señaló en conferencia de prensa que las 50 camas correspondientes al servicio de hospitalización del área Covid-19 se encuentran ocupadas, lo mismo sucedería con las nueve camas habilitadas para los pacientes críticos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), las cuales también estarían llenas; ello ocurre mientras un grupo de ciudadanos andahuaylinos esperan un ventilador mecánico para seguir entre nosotros.

Frente a esta crítica situación, el funcionario señaló que en los próximos días se estarían implementando 10 nuevas camas para el servicio de hospitalización; pero que está será posible entre el lunes y martes; mientras tanto, los pacientes que requieren una cama seguirán en espera.

DÉFICIT DE OXÍGENO

Al panorama desalentador que hoy vive la provincia de Andahuaylas, tras ser declarado en alerta extrema de contagios por el nuevo coronavirus, se suma el déficit de oxígeno medicinal, el cual pese al abastecimiento de dos veces por semana de Industrias Cachimayo, así como préstamos del hospital de Abancay, Guillermo Díaz de la Vega, sería insuficiente, pues el consumo se habría triplicado por día, que cada vez más son los pacientes que requieren de este medicamento para superar la invasión del covid en su organismo.

MARZO NEGRO

Según cifras evidenciadas por el hospital andahuaylino, en lo que va del 2021, un total de 87 ciudadanos habrían perdido la vida a causa del covid-19, mientras que en el mes de marzo 36 fallecieron; cifra que habría superado el número de muertes del 2020; sin duda esta segunda ola es más agresiva, y ello se debería a la presencia de la nueva variante del Covid-19 en Andahuaylas, que estaría afectado al sector joven advirtiendo que un porcentaje significativo de hospitalizados serían de edades de 30 y 40 años.

Ante esta situación, los profesionales de la salud que tienen a su cargo el área Covid, en el hospital andahuaylino solicitaron a la población cumplir estrictamente los protocolos de bioseguridad y respetar la cuarentena e inmovilización, además indicaron que la mayoría de pacientes hospitalizados son de la zona urbano y en menor cantidad de la rural, por lo que pidió disciplina y responsabilidad.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*