Comerciantes irresponsables generan esta problemática

Por culpa de los vendedores de comida al paso, decenas de perros callejeros tienen “secuestrada” la Plaza de Armas de Andahuaylas, cuyos animales la dejan convertida en un muladar.

En los últimos días, se registró que el número de perros callejeros vienen aumentando en el centro de Andahuaylas, esto se debería a que ciertos vendedores de hamburguesas, caldos y salchipapas botan sus desperdicios de forma irresponsable en la vía pública.

Lo que genera no solo el aumento de estos animales que vagabundean cerca del templo San Pedro, sino que también incitan a que estos ensucien las calles y siembren el terror en los transeúntes que caminan de noche.

Toda vez que estos comerciantes de comida sacan sus bolsas de basura pasando las 11 de la noche, sin embargo, esa hora ya no pasa el camión recolector, lo que causa que los desperdicios pernocten en plena vía pública.

Por lo que decenas de perros se amontonan en las esquinas y debajo de las señales de tránsito, para destruir a mordiscones las bolsas y comer los desperdicios de comida.

UN PELIGRO

Así que la basura termina desparrama en la calle y cerca de los atractivos turísticos de Andahuaylas, asimismo, el hedor y la contaminación se apoderan de las principales vías de la ciudad.

Otro temor que origina el aumento de estos cuadrúpedos, que no cuentan con vacuna contra la rabia, es que ataquen a los transeúntes que caminan a diario y también a la gente que ingresa y sale de la iglesia.

La población exhorta que las autoridades ediles pongan orden en las calles y sancionen a estos malos comerciantes que no parecen que actúan sin pensar en el resto de la población. También reubique a los perros callejeros a otra parte, donde no puedan hacer daño. (Oswaldo T. Paredes Mendoza)

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*