Pasajeros se quedaron varados

Los sabuesos policiales de Chincheros en un trabajo de rutinario intervino a un bus interprovincial para determinar que el vehículo que transportaba pasajeros habría estado circulando con placa que no corresponde y sin documentos que exige la Ley para circular.

Por lo tanto estaría cometiendo el delito de falsedad genérica que se sanciona con pena de cárcel.

La policía cumplió en notificar a la empresa que ponga otro bus, pero ellos optaron en cerrar la empresa y no dar la cara.

Los pasajeros que se encuentran varados ahora reclaman que los dejen ir, cuando deben reclamar a los propietarios de la empresa para salvaguardar su integridad física y vida y que los cambie de otro bus.

El propietario del bus cometió el delito de falsedad genérica cuya pena es la cárcel, así mismo tras las investigaciones se obtuvo que la empresa solo cuenta con dos buses y que no cuenta con los requisitos para circular en una vía nacional.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*