Gracias al convenio entre GORE Apurímac e Industrias Cachimayo S.A

El aumento de pacientes positivos a la COVID-19 en los meses de febrero, marzo y abril; conllevó el desabastecimiento de oxígeno en el Hospital Sub Regional de Andahuaylas, conllevando a la aplicación del plan de contingencia para garantizar la vital medicina.

Es así, que gracias al convenio suscrito entre el Gobierno Regional de Apurímac y la empresa Industrias Cachimayo S.A; se ha facilitado la recarga con oxígeno un total de 982 balones equivalentes a 9 mil 820 metros cúbicos de oxígeno, que fueron destinados para pacientes COVID-19.

Del mismo modo el Hospital Guillermo Díaz de la Vega de la ciudad de Abancay, ha contribuido con la recarga de cerca de 200 balones de oxígeno. De este modo el Hospital Sub regional de Andahuaylas viene afrontando el déficit nacional de desabastecimiento de oxígeno a causa de la pandemia de la COVID-19.

El director ejecutivo del Hospital Sub Regional de Andahauylas M.C Anthony C. Torres Gutiérrez, agradeció la disposición de la empresa privada, así como la intermediación del gobernador regional Baltazar Lantarón Núñez, para evitar el desabastecimiento de oxígeno y contribuir en la recuperación de los pacientes positivos a la COVID-19.

Del mismo modo agradeció al director del Hospital Guillermo Díaz de la Vega, el galeno también reconoció el trabajo del personal que participa en el proceso de traslado, retorno y suministración de oxígeno a los pacientes; resaltando el esfuerzo que realizan muchas veces en horas de la madrugada con lluvia y frio.

Finalmente, convocó a las autoridades ediles a no ser ajeno al esfuerzo del personal del Hospital Sub Regional de Andahuaylas, y sumarse con la donación de balones de oxígeno ante el crecimiento de casos COVID-19 en la provincia.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*