Voto de conciencia

0
149
- Publicidad Articulo Superior -

Con tantos estafadores, como bandoleros presos, las próximas elecciones 2018, será una caja de sorpresas; quien quiera ser alcalde,  regidor o gobernador, tendrá que tener las manos limpias, como decía Héctor Cornejo Chávez,  líder de la Democracia Cristiana, cada vez que se presentaba a las elecciones, hoy leemos un proceso con electores confusos en el momento de emitir sus votos.

Con una clase política que agoniza, y actores que intentan seguir engañando al pueblo, postulándose una y otra vez, aprovechándose de la debilidad de la ley –sino puedo ser alcalde seré regidor, gobernador, o congresista- solo los ingenuos o cándidos, votarán a favor de quienes les han hecho la vida a cuadritos, la nueva figura, es calcar a los Avengers de Kenji, votando en ámbar.

Si somos sensatos e inteligentes, no deberíamos permitir que nos vendan cebo de culebra, eligiendo a los que son más de lo mismo, nunca más decidamos por aquellos que tienen la billetera ancha y las ideas cortas, los que con torpeza y mediocridad, siguen creyendo que como existe una masa  inculta –salvo  excepciones- pretendan seguir  castigándola y dejarla sin futuro.

Pobre pueblo, que tiene que soportar a los advenedizos, que desde sus cargos políticos, siguen defraudando a sus electores. Las autoridades que hoy nos gobiernan desde cualquier ámbito del país, en vez de buscar agua para su molino, y terminar sus gestiones amasando fortuna, han permitido que continúen borracheras y francachelas, grandes generadoras de vómitos y nauseas.

- Publicidad Articulo Centro -

Las fiestas tradicionales, que se organizan en nuestra ciudad, son un monumento a la inmundicia y a la asquerosidad, no porque la fiesta cultural, y sus representantes, tengan culpa de esto, sino porque los organizadores locales, inundan las calles y plazas, con cajas de cerveza, una encima de otra, infestando el ornato público, y generando basurales, por la sordera en temas de educación.

Cada vez, que concluyen estas organizaciones masivas, en épocas de carnavales, navidades o año nuevo, las montañas de basura son enormes, con un panorama nada grato para naturales y foráneos, en breves días, tendremos a mucha gente, desplazando a los usuarios en el momento de servirse un plato de comida, cobijándose en hoteles a precio bobo, apestando de alcohol la ciudad

Es cierto que los bálsamos de alegría, son necesarios, sobre todo en épocas de crisis como las que vivimos en la actualidad, generadas por un inepto presidente, lo que no permite que a la gente le sobre una moneda, pero de ahí que las autoridades crean que los ciudadanos no tiene memoria, es una quimera, luego de esto volverán las protestas, continuaran los gritos y también los insultos.

La masa inculta siempre reacciona con violencia, y de esto se cuelgan aquellos que se aprovechan de la debilidad de las autoridades, que se generan caldos de cultivos, por su inoperancia en la satisfacción de las necesidades de la población. Quedando muy poco para concluir las gestiones públicas, las urnas volverán a gritar, aplaudiendo al ganador y rechazando a penosos gobernantes.

- Publicidad Articulo Inferior -

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*