Producto: Reportero

0
181
- Publicidad Articulo Superior -

Por los años ochenta, realizando estudios en el Instituto de Periodismo Jaime Bausate y Meza, y requiriendo hacer prácticas sobre la carrera, me dirigí a Radio Programas del Perú- hoy conocido como RPP Noticias, con el deseo de formar parte de la emisora, de gran rating y sintonía, fue así que me entrevisté con la jefa de redacción, recuerdo que fue una “chinita”, simpática y atractiva.

Cuando le indiqué sobre mis deseos de practicar en RPP, para lograr experiencia, y por cierto ganarme un nombre, recibí como respuesta, “está bien, vaya al penal de Lurigancho, traiga algo de ahí, luego redacta una nota, y veremos cómo hace su trabajo”, hasta aquí, todo bien, pero como era novato, requerían conocer mi desempeño, por cierto, no me ofrecieron un sol para ello.

Antes de aceptar la comisión, continuando todavía, en la sede de RPP Noticias, recordé que ahí trabajaba un viejo periodista, Miguel Humberto Aguirre, a quien conocía desde que trabajaba en el diario “Ultima Hora” –aquel que titulaba sus informaciones con el empleo de replana, que era una figura de lenguaje popular-“Mihua”, me dijo., “olvide la radio, mejor vaya a trabajar a un diario”.

Sabios consejos, de este patriarca del periodismo – más allá de su nacionalidad chilena y los tropiezos que tuvo en una época con periodistas peruanos a los que echó de la emisora, no sabemos las causas- que ha forjado su trayectoria en este país, y construido una familia- Miguel Humberto, agregó “aproveche ahora, que se han creado nuevos diarios, busque una oportunidad”.

- Publicidad Articulo Centro -

Como usted podrá entender, nunca cumplí con la comisión, que me dio la jefa de redacción de RPP Noticias, Mihua me explicó, que un real periodista debe formarse en un medio escrito, y de ahí, puede ampliar su trabajo en una emisora de radio o un canal de televisión, “el que es bueno como redactor de un diario, está preparado para trabajar en radio/ TV, por estar más entrenado”.

En esa época se crearon los diarios “El país”, “El observador” y “Hoy” –¿cómo entró?- me pregunté-  costó lograr un puesto, porque en ese tiempo era estudiante inexperto, desconocido para muchos, la única experiencia que tenía, era haber hecho prácticas en el diario Kausachum, a donde llegué recomendado por Ismael León,  profesor de Bausate y Meza, de ideología socialista.

La escuela –a la que llegué por sugerencia de un excompañero de trabajo- era una casa de estudios donde se encontraban diversas ideologías políticas, siendo la izquierda, la dominante, de ahí, que siempre existían debates de contrarios, y en algunos casos se generaba violencia, en ese contexto, fui a dar al diario Hoy, a instancias de Fernando Fuchs, un historiador que era mi amigo.

Luis Gonzales Posada, me dio la oportunidad de ingresar al diario, pero antes de eso me preguntó dónde había trabajado, y acto seguido me puso a disposición del jefe de locales, pasé la prueba y fui contratado, fui compañero de trabajo de Mauricio Mulder y César Campos –eran editorialistas apristas- otros colegas, recibían solo movilidad por comisiones, pagaban así “su derecho de piso”.

- Publicidad Articulo Inferior -

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*