Los médicos de antes

0
387
- Publicidad Articulo Superior -

Los tiempos cambian. Antes había que hacer cola para que el médico del barrio nos atendiera, no era especialista en nada, pero sabía todo, si se picaba un diente, tenía la respuesta, si el bebé estaba afiebrado, sabía cómo reducirle la temperatura, si alguien tenía una infección en el dedo, tenía la cura, si estaba con diarrea, contenía el líquido, en cambio hoy, se requieren especialistas.
En estos tiempos, si estos médicos, continuaran en el ejercicio de sus actividades, se llenarían de plata, porque los doctorcitos de esta hora, aparecen como políticos, en todos los espacios de comunicación posibles, no creemos, que sea a consecuencia de las enfermedades, porque las ha habido en todos los tiempos, sino por la sofisticación de las comunicaciones y sus carismas.
Hoy los galenos, han encontrado nuevas especialidades para captar la atención; anexando el naturismo, con la medicina científica, un binomio, que a muchos les da resultados, es por esto, la profusión, de productos de la salud, que conforman cadenas, y tienen empleados, sin ninguna formación, otros médicos han incursionado en cirugía estética, que generan pingues ganancias.
A consecuencia de la tecnología y la modernidad, los doctores, dividen su labor entre los medios de comunicación, los hospitales y sus consultorios, tres fuentes de generar recursos, los más famosos son incluso conductores de espacios, los cuales generan rating, así como hay espacios propios, también existen programas especializados, con médicos contratados por la producción. El crecimiento de enfermedades como el cáncer, la diabetes, hepatitis, y otras, hace que los especialistas sean permanentemente convocados, pero no solamente los médicos aparecen en programas serios, también lo hacen, en programas de divertimento, donde sobran las modelos que cuidan su figura y la estética facial y corporal, ser médico hoy es amasar fortuna y palmas.
El médico que tiene talento para conducir un programa de radio o televisión, tiene un plus asegurado, que los hacen distintos a los médicos de provincias, que si algo han aprendido es a crear clínicas, con personal que les separa citas, mientras ellos se encuentran en los hospitales realizando su labor, no participan en televisión, pero si son consultados por programas de radio. Mientras esto pasa con los médicos, hay espacios que han venido ganado los empresarios de la salud, que ofrecen todo tipo de medicamentos naturales para la salud, ya no se molestan en adquirir plantas, sino que ahora sus productos son envasados, y sus precios, siendo accesibles, no son baratos, aparte de ello, existen cadenas de farmacias que diagnostican medicamentos. Muchas personas del campo, prefieren asistir a estas farmacias, que acudir a clínicas y hospitales; en estos locales, les inyectan vacunas o antibióticos, como si esto fuera rutina, los químicos farmacéuticos se convierten en galenos, y las empleadas, a falta del jefe, recomiendan cápsulas y pastillas para controlar la fiebre o la gripe, una irresponsabilidad que nadie observa.

- Publicidad Articulo Inferior -

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*