INSECTOS, PRO Y CONTRA

0
328

Carlos Iván Landa Kerschbaumer.

En los últimos días, la presencia de gusanos en latas de conservas, que comúnmente adquirimos en los mercados, ha generado un escándalo de proporciones, y por cierto, más de una alarma entre los consumidores, como sabemos, muchos de estos productos enlatados, conviven con nosotros, y hasta forman parte de las dietas alimenticias, a las que se incluyen los más pequeños.

Qué haría usted, por ejemplo, si representa en su mente un delicioso filete de pescado, y acude al súper, con el objetivo de adquirir varias latas, con el objetivo de preparar un banquete con sus amigos, tras haber hecho sus compras, para acompañar con la merienda, y luego, cuando empieza a abrir las latas, observa, que ciertos gusanillos, que no son bienvenidos, empiezan a deslizarse.

De ocurrir esto, seguro que haría un rictus de desaprobación, y hasta soltaría un ajo, “estos bichos, me han echado a perder la cena”, podría decir alguien, luego de su frustración, pero en verdad, no todos estos animalitos son dañinos, a lo largo del tiempo, se ha establecido, que en ciertas culturas, los gusanos, son un plato sabroso, hasta un lujo, resulta consumirlos, aunque no se crea.

La historia, nos da ejemplos de insectos, bichos, o como quiera, llamárseles, curativos, sino analicemos a los gorgojos, que son utilizados originariamente por los chinos, se sabe que ingerir estos animalitos vivos, liberan coleotoxina, que es una sustancia que activa y fortalece el sistema inmunológico beneficiando al paciente de cáncer, diabetes, sida, parkinson, osteoporosis y otras.

Existen personas, que tienen creencias, relacionadas a prácticas caseras, para curarse de sus dolencias, algunas muy graves, pero para hacerlo, han tenido que pasarles cosas, como el caso de una mujer que llevaba dos años con problemas de circulación sanguínea, con una herida crónica en la pierna derecha, cansada de tratamientos sin ningún resultado, buscó curarse con insectos.

Ante la ineficacia, de los médicos que consultó, esta persona, recibió consejos, de quienes se habían sometido a tratamientos con larvas de moscas, y eso fue lo que hizo, su herida quedó limpia luego de 06 sesiones de 24/ 48 horas con bichos. La técnica de usar larvas para desinfectar heridas no es nueva, existen testimonios de gentes que lograron salva la vida con estos métodos.

En el caso del anikasis, el parásito, que fue hallado en latas de conservas, y que se encuentra en pescados crudos o pocos cocidos y también en calamares, se afirma que es dañino para el ser humano, una vez ingerido el parásito queda empotrado en el tubo digestivo para formar reacción alérgica muy intensa formando una especie de tumor que no es cáncer sino una especie de bulto.

Su consumo causa náuseas, vómitos y diarreas crónicas. “Lo otro es un problema de alergia, la primera vez que comes, quizá lo expulsas, pero el cuerpo ya lo conoció y la segunda o tercera vez se desarrolla una reacción alérgica que puede ser muy grave y puede requerir hospitalización, existen personas que no pueden respirar, pero también puede ser simple y solo generar ronchas”.

¿Qué opinas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

*